Catán

Catan es un juego de mesa que aúna la estrategia, la astucia y la capacidad para negociar.

Construyendo pueblos, estableciendo rutas comerciales, los jugadores tratan de colonizar una isla, Catán, rica en recursos naturales.

Juegos de mesa

Desde su creación en 1995, se ha convertido en un fenómeno mundial. Así lo prueban los más de 2 millones de ejemplares que Catán ha vendido en Europa y América.

Por si esto no fuera bastante, ha sido galardonado en Alemania y Estados Unidos como Juego del Año.

Ha marcado un hito en toda Europa en cuanto a juego de planificación, colaboración y, por supuesto, diversión.

Si no sabes qué juego de mesa coger, compra Catán. Si es para un regalo y no sabes los gustos de la otra persona, compra Catán y acertarás

¿Como jugar al Catán?

El juego se desarrolla sobre un tablero montado al azar, formado por casillas hexagonales que representan los campos, montañas, bosques, canteras y llanuras de la isla de Catan En cada ronda, un jugador lanza los dados y todos recogen los materiales que les haya tocado.

Con estos materiales podrán construir carreteras, pueblos y ciudades las cuales les servirán para seguir creando asentamientos y expandir sus dominios para llegar hasta los 10 puntos necesarios para ganar. Pero hay que tener cuidado con el ladrón, puede arruinar tu jugada.

A lo largo del juego, cada participante tendrá oportunidad no sólo de competir por el control de las mejores combinaciones de tierras, sino también de cambiar sus materias primas con la banca o con el resto de los jugadores, lo cual propiciará o entorpecerá irremediablemente las ambiciones de unos y otros.

Pero eso no es todo, porque a la rivalidad de los jugadores y su cambiante fortuna, se sumará el azote implacable del Ladrón que, de cuando en cuando, le dará a un participante la oportunidad de robar las materias primas de uno de sus compañeros, echando por los suelos sus planes secretos de expansión.

Ver el juego en AMAZON